ADECOLOSPEDROCHES

CCA

EYA

Conclusiones de la Convención Empresarial "La Empresa como Solución"

La Confederación de Empresarios de Andalucía, bajo el lema “La empresa como solución”, convocó a los empresarios de Andalucía, a una Convención Empresarial, para en el contexto de la situación económica actual, mostrar a la sociedad nuestra esperanza en el futuro, nuestra ilusión por el desarrollo económico y social de Andalucía y nuestra inquebrantable vocación de servicio a la sociedad andaluza.

El futuro de Andalucía y de su modelo de bienestar está íntimamente vinculado a la actividad y potenciación de sus empresas, a su capacidad para seguir desarrollándose en el mercado, siendo competitivas en nuestro territorio.

Para apostar por el papel de la empresa en la sociedad actual y expresar unidos nuestra firme convicción en estos objetivos se concentraron el pasado  30 de junio en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla, más de 3.500 empresarios de toda Andalucía, entre los que se encontraba un  numeroso grupo de empresarios de toda la Comarca de Los Pedroches.

 

 A continuación adjuntamos las conclusiones que del mismo derivaron:

 

Convocados por la CONFEDERACIÓN DE EMPRESARIOS DE ANDALUCÍA, el pasado 30 de junio se reunieron en Sevilla más de tres mil empresarios y autónomos andaluces, bajo el lema “la empresa como solución”, con el objetivo de reafirmar el valor de la unidad y el asociacionismo empresarial y reconocer el liderazgo de la empresa en Andalucía.

Con la celebración de esta Convención Empresarial se quiso dar pie a la reflexión desde los gobiernos, las administraciones públicas y la sociedad en general,respecto del papel central de las empresas en la creación de riqueza y empleo;desde el convencimiento pleno de que en Andalucía es imprescindible facilitar la actividad empresarial y fomentar la aparición de nuevas iniciativas empresariales.

 

 

 

Así, los empresarios andaluces plasmaron sus ideas y planteamientos con el fin de encontrar una solución a la crisis que tan gravemente afecta a nuestra economía, y que ineludiblemente ha de pasar por una apuesta en firme por la iniciativa privada y su más genuina expresión, la empresa. Una puesta en común de ideas y propuestas de futuro de la que se extraen las siguientes conclusiones.


LA EMPRESA ES LA SOLUCIÓN.

 

1. La ecuación EMPRESA → EMPLEO → RIQUEZA → BIENESTAR SOCIAL es la única vía para salir de la crisis.

2. Hay que crear más empresas y favorecer el desarrollo de las existentes, por lo que cualquier política pública debe tener como horizonte de referencia a la empresa.

3. La sociedad debe conocer y reconocer la situación de dificultad por la que atraviesan las empresas y favorecer la adopción de reformas profundas que nos permitan salir de esta crisis.

4. La sociedad debe reforzar su apuesta por la cultura del esfuerzo, del trabajo personal bien hecho, de la eficacia y de la excelencia.

5. Los emprendedores, en especial entre nuestros jóvenes, no deben encontrar obstáculos, sino soluciones, a la hora de poner en marcha una actividad empresarial.

6. Hay que fomentar las vocaciones empresariales entre nuestros jóvenes; y una medida para ello es marcando adecuados referentes sociales.

LA EMPRESA Y LA POLÍTICA 

 

7. Desde el ámbito de la política se puede y se debe construir confianza en nuestro futuro como sociedad emprendedora.

8. Hay que mirar al futuro con responsabilidad, e ir más allá de las supuestas afinidades ideológicas o rivalidades partidistas, de manera que desde la esfera política se actúe en clave país y se consiga separar lo estrictamente económico de lo puramente político.

9. Los entresijos de la vida política y, en especial, el desarrollo de los procesos electorales no pueden retrasar la toma de decisiones fundamentales.

10. Desde el ámbito político debe abordarse la consecución de un gran pacto en materia de educación y formación, en el que la actitud emprendedora sea un elemento imprescindible.

11. La eliminación de la economía irregular y de la competencia desleal cuyo principal damnificado es la empresa- debe ser un objetivo de todos.


LA EMPRESA Y EL MARCO REGULATORIO.

 

 

12. España necesita reformas inmediatas que simplifiquen la forma de hacer las cosas y relacionarnos y, en concreto, que reduzcan el sobregobierno que sufren ciudadanos y empresas.

13. Urge una reforma laboral que simplifique, agilice y estabilice el mercado laboral español, y facilite la contratación, incidiendo en los procesos tanto de entrada como de salida del mercado laboral.

 

 

 

14. Es imprescindible favorecer la inversión privada, a través de la reforma de la fiscalidad sobre las actividades económicas y de las cuotas sociales que soportan las empresas.

15. Hay que avanzar en la eficiencia (eficacia y coste) de lo público, a través de las necesarias reformas en la Justicia y las administraciones públicas.

16. La seguridad jurídica y la estabilidad de las normas son fundamentales para el desarrollo de la actividad. Las normas deben generar confianza y seguridad y, por tanto, valor añadido a los sectores empresariales.

17. A la hora de legislar y regular es necesario que se tenga muy presente que el sustrato principal de nuestra economía esta compuesto por los autónomos y los pequeños empresarios.


LA EMPRESA Y LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA.

 

18. La administración pública, en su actuación diaria, debe generar estabilidad y garantizar seguridad jurídica para promover el adecuado desarrollo de las actividades privadas.

19. La administración pública debe ser plenamente consciente de la incidencia que su actuación tiene sobre las actividades productivas, así como sobre el comportamiento de las familias, cuyo consumo es imprescindible animar.

20. Las administraciones públicas deben ser ágiles y eficaces en su gestión; hay que dar salida a los proyectos empresariales que están en marcha.

21. En busca de una mayor eficiencia, debe actuarse sin dilación sobre un sector público sobredimensionado, en sus distintos niveles, y tanto en su vertiente institucional como empresarial.

 

 

 

22. Es fundamental que las administraciones públicas actúen bajo el principio de ejemplaridad. Así, entre otras cuestiones, las administraciones públicas son las primeras que deben atender con rigurosidad a sus compromisos de pago con empresas proveedoras.

23. Se debe favorecer la libre concurrencia y la participación de la iniciativa empresarial para garantizar económica y financieramente el derecho de todos a la educación, a la salud, y al cuidado y la atención de la dependencia.


LA EMPRESA Y LA COMPETITIVIDAD.

 

24. El gran riesgo de nuestra economía es su falta de competitividad. Debemos, por tanto, ser capaces de competir con los países de nuestro entorno y, para ello, debemos ser capaces de aportar sensaciones positivas, voluntad inequívoca y capacidad productiva.

 

25. Los sectores empresariales deben centrarse en la creación de valor en sus productos. La generación de valor a través de la innovación debe ser piedra angular para el aumento de la productividad y competitividad de nuestras

 

empresas.

 

26. La innovación, la aplicación en la práctica y en clave comercial de la I+D, es un punto crítico para nuestro desarrollo económico futuro y el crecimiento de nuestro tejido empresarial.

27. Las TICs deben ser un aliado estratégico de las empresas, en especial de nuestras PYMES, y de los sectores más tradicionales.

28. Un gran reto para la economía andaluza se encuentra en la conquista de los mercados internacionales, por lo que es imprescindible avanzar en procesos de internacionalización de las actividades económicas y nuestras empresas.

29. Debe acometerse un reforzamiento y puesta en valor de la marca país, ligada tanto a nuestros productos, como a nuestros territorios.

30. Hay que seguir fortaleciendo los sectores tradicionales de nuestra economía, turismo, construcción, agricultura, agroindustria-, que tienen un elevado impacto sobre el empleo, así como realizar una verdadera apuesta por la industria y los servicios avanzados en Andalucía.